Escúchanos en vivo

Radio Digital América

3 Formas de aprovechar al máximo el conocimiento de los empleados en las organizaciones

Si hay algo que puede ser más importante que el recurso humano con que cuenta una organización, eso es sin duda lograr que el conocimiento y la experiencia con que cuentan las personas logre extenderse y ampliarse a otras dentro de la misma empresa.

Sin embargo muchas compañías, más allá de buscar beneficiarse de los talentos y la experiencia de los empleados como es lógico, no esperan de su parte otra cosa distinta (como por ejemplo hacer que más personas puedan beneficiarse de su conocimiento y experiencia en la organización).

Teniendo en cuenta que dentro de toda empresa cada empleado puede transmitir valiosos conocimientos y aprendizajes de los cuales sus pares pueden beneficiarse, crear formas y mecanismos a través de los cuales estos puedan compartirlos y ponerlos en conocimiento de otros resulta fundamental.

Aún en el evento que una persona considerada como una ficha indispensable dentro del engranaje de una empresa llegara a salir de ella por cualquiera fuera el motivo, el realizar esta práctica puede permitir a futuro que otras sigan aplicando sus conocimientos, además de ayudar a que no caigan en los mismos errores que pudo haber cometido, y en general abrir espacio para la mejora continua en la organización.

Ahora bien, para lograr que toda la organización logre beneficiarse y aprender del conocimiento y la experiencia de sus empleados, pueden llevarse a cabo diferentes iniciativas enfocadas a lograr este propósito. A continuación compartimos tres que en este sentido pueden ser de gran ayuda.

Aprender de los mejores y documentar sus prácticas

Normalmente a nivel de los distintos departamentos siempre hay alguien que realiza mejor algo y que sobresale frente a los demás.

Ya sea por su habilidad a la hora de realizar una determinada tarea, o en general por el alto desempeño que ha logrado mantener a lo largo del tiempo en su respectivo oficio, hay personas de las cuales no sólo pueden aprender mucho otros miembros que se encuentran dentro de la misma área, sino también las mismas organizaciones.

Para lograr esto, cosas tan sencillas como basarse en los indicadores de rendimiento de los empleados, o en la mera observación realizada por los líderes dentro de sus equipos, puede ayudar a identificar aquellos talentos que pueden servir como un referente para documentar prácticas, y crear incluso sesiones de grupo dentro de las cuales estas personas puedan transmitir su conocimiento a los demás miembros del equipo.

Gestionar el conocimiento

Dentro de sus respectivos oficios los empleados suelen aprender cosas con cierta frecuencia.

Hablamos de casos a los que tal vez nunca se habían enfrentado, coyunturas especiales que se suelen dar en algunos casos, y experiencias de todo tipo tanto buenas como malas que hay que vivir para contarlas.

Por supuesto, sea que estemos hablando de cosas que hayan ayudado a conseguir un resultado positivo o de errores que se cometieron, en cualquier caso se trata de aprendizajes que tienen un gran valor para las personas, pero de los cuales se puede sacar una utilidad mucho mayor si se comparten con la organización, y se transmiten a través de un sistema que le permita a ésta, y a todas las personas que no cuenten con la suficiente experiencia, aprender de esas lecciones y sobre todo evitar volver a cometer los mismos errores que ya otros cometieron.

Afortunadamente hoy en día gracias a herramientas tecnológicas como es el caso de las plataformas e-learning, wikis, aplicaciones para trabajar en equipo, blogs, entre otras opciones disponibles, crear estos sistemas puede ser mucho más sencillo de lo que lo era hace unos años atrás. En caso que desee conocer más información acerca de la gestión del conocimiento y cómo implementarla en la empresa, puede hacerlo en este enlace.

Valorar y tener en cuenta las opiniones y sugerencias de todo el personal

No sólo se deben considerar los aportes que puedan realizar aquellas personas que se destacan por su rendimiento, o esperar a que se generen grandes hallazgos fruto de la experiencia que pueden tener los empleados a nivel personal o de grupo, para ser tenidas en cuenta y lograr que toda la organización se beneficie de ellas.

Dado que en las empresas las grandes ideas y sugerencias pueden venir de todas partes (y muchas veces incluso de donde menos se espera por sorprendente que parezca), hay que estar dispuesto a escuchar y tener en cuenta cada una de ellas (además de incentivarlas).

Es más, el que dentro de una organización cada empleado conozca su oficio mejor que nadie, es ya un hecho lo suficientemente importante como para prestar atención a lo que dicen, y usarlo para mejorar los procesos y tareas que se llevan a cabo en sus respectivas áreas, o en otras de las cuales estos tienen una gran dependencia.

En conclusión

Si hay algo mejor que el recurso humano con que cuentan las empresas, es conseguir que el talento y el conocimiento que este puede aportar en las distintas áreas y niveles dentro de la organización puedan aprovecharse al máximo. A través de tener en cuenta algunos mecanismos como los que de hecho hemos planteado en el presente post, lo pueden conseguir.

Fuente: http://bienpensado.com/3-formas-de-aprovechar-el-conocimiento-de-los-empleados-en-las-empresas/

Los comentarios están cerrados.