Escúchanos en vivo

Radio Digital América

4 pasos para redactar un artículo y posicionarse en Google

Pasa frecuentemente: te propones escribir un artículo para tu blog y de pronto te das cuenta de que estás delante de la pantalla del ordenador sin ninguna idea. No sabes por dónde empezar ni cómo hacer atractivo aquello que quieres decir. ¿Te suena esta escena?

Para que esto no vuelva a ocurrir, en este post te propongo cuatro pasos básicos que te ayudarán a redactar tus posts y a posicionarlos para que aparezcan en las primeras páginas de los buscadores. ¡Síguelos!

Escribir no es fácil. Sin embargo, siempre puedes tener en cuenta estas sencillas recomendaciones que te facilitarán la tarea. ¡Veamos en qué consisten!

1) Elige una temática de interés

Lo primero es seleccionar la temática. Para ello, antes que nada debes conocer a tu público y sus necesidades. Luego pregúntate de qué trata tu blog, cuál es el tipo de información que le interesa a tu target group, cuáles son sus problemas y qué soluciones puedes ofrecerle. No olvides centrarte en un elemento que más tarde será determinante para su visibilidad en internet: las palabras clave que los usuarios pondrán en los buscadores a la hora de consultar contenidos. 

2) Busca la palabra clave (keyword)

Después de realizar una lluvia de ideas para definir el tema de tu post, debes elegir las palabras clave para optimizar tu posicionamiento. ¿Cómo se hace? Siguiendo estas dos fórmulas:

  • Consulta el volumen de búsquedas: puedes utilizar Keyword Planner para conocer cuántas búsquedas mensuales tiene la palabra clave que quieres incluir. Si esta no cuenta con muchas, la herramienta te proporciona sugerencias. Un buen volumen de búsqueda es aquel que, cómo mínimo, está entre 50-70 mensuales. Ten en cuenta que Keyword Planner rastrea palabras que han aparecido en el último año. Si la tuya es estacional, puede que no obtengas un resultado satisfactorio. Otro aspecto que debes tener en cuenta en este proceso es el país donde quieres intervenir y posicionar tu texto.
  • Ten en cuenta la dificultad: para que una keyword resulte fácil de posicionar, debe tener una competencia baja. ¿Qué es la competencia? Se trata del porcentaje en el que la palabra clave ha sido usada en otros artículos. Si cuenta con una competencia de más del 50%, a menos que seas Facebook o Google, olvídate de intentar posicionarla, ya que como mucho conseguirás hacerlo en la página 50 de los buscadores. Lo más recomendable es que no sobrepase el 35%. Una herramienta muy útil para orientarnos en este sentido es Moz.

Si ya tienes una palabra clave con un volumen superior a 50 y una dificultad menor al 35%, vas por buen camino. ¡Ya puedes comenzar a escribir tu post! 

3) Redacta tu post

Uno de los puntos más importantes es que tu artículo genere interés y sea útil para tu público. Dedícale el tiempo que sea necesario para que tenga buena calidad; recuerda que la idea no es solo que los usuarios accedan a tu blog, sino que se queden allí. Si el contenido es bueno, habrás ganado, posiblemente, un nuevo suscriptor. Los clientes son tu mayor activo y, por este motivo, tienes que conseguir su máximo nivel de satisfacción. Además, a partir de sus comentarios puedes obtener nuevas ideas para redactar tus próximos posts. ¡Ellos mandan!

La información que uses para la redacción debe tener calidad y estar contrastada. Crea tu propio contenido proporcionando valor añadido a los usuarios. ¿Qué sentido tiene que lean un texto que no les aporta nada nuevo?

También te recomendamos incluir un párrafo al final en el que animes a tus lectores a dejar su opinión. Con esto aumentarás el feedback y conocerás sus experiencias de lectura y las ideas que les ha sugerido.

4) Optimiza el post

Una vez redactado queda optimizarlo. Parte de su éxito dependerá de este paso. ¿Cómo optimizarlo? Sigue estos consejos:

Aspectos SEO:

  1. Título: debe contener la keyword que has buscado en el primer punto. Cuanto más al principio esté ubicada (es decir, a la izquierda), mucho mejor. Ten en cuenta que el título no debe superar los 70 caracteres.
  2. Metadescripción: es un texto destacado que también debe incluir la palabra clave y cuya extensión no puede superar los 160 caracteres.
  3. Artículo: el cuerpo del texto debe contener la keyword, pero no de forma excesiva. En una publicación de 600 caracteres, la palabra clave se puede repetir unas 6 o 7 veces. Lo importante es que se encuentre al principio del post y en el destacado. También es indispensable utilizarla de forma natural, es decir, empleando algún sinónimo o los atributoslong tail. ¿Qué quiere decir long tail? Se trata de un concepto que hace referencia a las palabras que acompañan a las keywords para especificar algo de ellas. Por ejemplo: si en un texto ponemos la palabra clave ‘comida’, una long tail sería ‘comida para vegetarianos y veganos’.

Contenido visual:

Lo más recomendable es que cada entrada en tu blog tenga un promedio de 2 o 3 imágenes. Sin embargo, antes de elegirlas debes tener en cuenta:

  1. Tiene que llamar la atención del lector. No es adecuado poner imágenes aburridas, no aptas para todos los públicos o desagradables, pues eso hará que muchos de tus lectores abandonen su lectura o incluso el blog. Las fotografías tienen que aportar valor a la información.
  2. Debe optimizarse. La imagen debe contener la palabra clave en el alt-text.
  3. La imagen tiene que ser de calidad. Ponla centrada y no olvides que debe tener el menor peso posible para mejorar la velocidad de descarga.

Cuerpo del texto:

En cuanto al cuerpo, es preciso que tengas presentes algunas recomendaciones para hacer más atractivo tu post:

  1. Pon los títulos y los subtítulos siguiendo un mismo orden. Es decir, que tengan igual formato y resalten a la vista sin necesidad de llamar la atención más de lo debido.
  2. Formato justificado. El texto será más fácil de leer y cansará menos la vista si está justificado a la derecha.
  3. Verifica la URL. Revisa que no contenga acentos ni símbolos, pues de lo contrario no aparecerá correctamente al ser compartida.

Redes sociales:

Asegúrate de que en el momento de compartir tu posts en las redes sociales, la URL es la correcta en cada uno de tus perfiles. Además, lo ideal es que el enlace vaya acompañado de una imagen, pues de este modo el contenido será más atractivo.

Siguiendo estos pasos, tus contenidos en la red no solo ganarán calidad y eficacia, sino que además estarán bien posicionados en los buscadores. Recuerda que herramientas como Google, Baidu, Bing o Yahoo Global son el motor de una buena parte de todas las interacciones de los usuarios en Internet.

Por otro lado, un mejor posicionamiento se traduce en mayores posibilidades comerciales. Actualmente es imposible concebir el posicionamiento de una marca o producto sin un trabajo de SEO que garantice visibilidad, cercanía e innovación.

Vía:http://www.inboundcycle.com/

Los comentarios están cerrados.