Escúchanos en vivo

Radio Digital América

¿Eres embajador o influencer? Averígualo aquí

¡No te confundas!

Embajador e Influencer no es lo mismo, y menos sinónimos.
Déjame decirte que hay una gran diferencia entre ambos. El embajador es aquella persona que utiliza, ama y defiende tu marca ante todo y hasta se vuelve parte de tu empresa, sin necesidad de recibir pago alguno (aunque en muchos casos se les hace regalos). Ésta persona es y debería ser el bien más preciado de tu empresa.

En cambio, el Influencer, puede o no amar la marca (pero si es necesario que tenga cierta afinidad para ser creíble). Ésta es una persona que tenga credibilidad social, como una celebridad, famoso, Youtuber, Blogger, etc. Que no solo se sitúa como Influencer por la cantidad de seguidores (no necesariamente importante) sino por la interacción e influencia que provoca en las demás personas cuando escribe algo o sube una foto o video y recibe a cambio muchos Like, comentarios y además se comparten.

¿Y qué hay del reconocimiento hacia ellos?

Si vamos hablar más a fondo del reconocimiento que reciben ambos, debería ser el embajador quién más reciba, pero; ciertamente es el que menos necesita recibir, ya que todo lo hace de forma natural y por amor al arte.

El Influencer es al revés, requiere tener algo a cambio para hablar de una marca, puesto que llegar a ser lo que es, no es nada fácil. Un famoso no es famoso de la noche a la mañana, una celebridad tampoco y menos va ser lograr la credibilidad e influencia social que puedan tener.

El Embajador de marca recomienda sin dudarlo y al 100% una marca, en cambio un Influencer puede recomendarlo de forma forzada y obligada y solo porque le están pagando por hacerlo. Mucha de las veces se nota y es obvio que lo hacen porque reciben algo a cambio.

¿Y qué pasa cuando hay insatisfacción o una mala experiencia en ellos?

En cuanto al lado de desilusión o insatisfacción por una marca: el embajador generalmente no tendría este sentimiento, puesto que está enamorado de la marca, y los enamorados son ciegos y aman hasta morir defendiendo siempre a su amor.

El Influencer puede matar a una marca muy fácil y rápidamente por una desilusión y mala experiencia con la misma o por el simple hecho de que llegue a sus manos una información negativa de la marca, la pública en sus redes y puede provocar una crisis de marca. Por este motivo hay que tener mucho cuidado con las experiencias e información que vayan a tocar las puertas de los Influencers.
Para terminar, déjame decirte que a mi criterio lo ideal sería tener “Embajadores de marca” que además sean “Influencers” ¿no crees? ¡La combinación perfecta!

Autor: Micaela Sabja
www.micaelasabja.com
Facebook: https://www.facebook.com/MicaelaSabja/
Twitter: @MicaSabja
Instagram: @MicaSabja

Los comentarios están cerrados.