Escúchanos en vivo

Radio Digital América

diseño

Los 4 elementos básicos que el color aportará a la estrategia de marca

El color es una parte fundamental en la estrategia de marketing y en la de posicionamiento de la compañía, sus servicios, sus productos o su identidad, ya que permite conectar mejor con la audiencia y transmitir mejor lo que se está buscando contar.

El color es una gran fuente de información y lo es, además, para unos receptores que son cada vez más y más visuales. Nuestro cerebro procesa mucho más rápido la información que nos llega de forma visual que la que nos llega por otras vías. Puede que una marca esté haciendo un gran esfuerzo de narrativa para contarnos que es respetuosa con el medio ambiente, pero el mensaje llegará mucho más rápido si simplemente en su imagen usa una paleta de verdes. Además, no solo gestionamos mucho más rápido la información visual, sino que además esta es una parte cada vez más importante de la información que recibimos. El 90% de todo lo que percibe nuestro cerebro es información visual.

Por ello, comprender cómo funcionan los colores y lo que pueden aportar a la empresa es tan interesante y puede resultar crucial. Como recuerdan en un análisis (http://www.adweek.com/digital/peter-trebek-go-transcript-guest-post-psychology-of-color/) en AdWeek, cuatro son los elementos básicos que el color puede aportar a la estrategia de marca.

Crear una identidad visual

Esta es casi se podría decir el elemento básico en el que se piensa cuando se habla de cómo usar los colores en la estrategia de marca y en el posicionamiento de la misma. Los colores ayudan a crear una identidad visual más clara y que por tanto la marca sea diferenciada y separada de las demás. Es la cuestión más popular y en la primera en la que piensan los responsables de marketing en su estrategia de color. Los tonos, una vez que han calado en la memoria de la gente, ayudan a que se identifique más rápido a la marca y que se recuerde mejor cuáles son sus características y hasta su identidad. Por ello, en la estrategia de marketing hay que pensar bien qué valores identifican a la marca y, una vez que se tiene claro, escoger los colores que ayudan a recordarlos. El color transmitirá además esos valores de forma inmediata y subconsciente a los consumidores.

 Es una manera de segmentar las audiencias

Los colores tienen una poderosa carga cultural y también están ligados a cuestiones de gusto, interés y generacionales. Nuestros gustos en términos de colores son diferentes según el momento de nuestras vidas en el que estemos, por ejemplo. Por ello, los colores pueden ayudar a llegar a las audiencias de forma específica. Por ejemplo, los colores brillantes conectan con los jóvenes, pero no lo hacen con las audiencias de mayor edad, que prefieren tonos más calmados. A eso se suma que los colores también están marcados por cuestiones culturales y eso diferencia cómo respondemos a ellos.

Un color hace que nos sintamos de un modo concreto

Los colores tienen un efecto en nuestro estado y hacen que nos sintamos de una manera o de otra. Los colores influyen en nuestro humor y ayudan a que este cambie y varíe. Como apuntan los expertos, los colores crean un estado de ánimo específico. Esto hace que haya que saber bien qué color se usa y por qué, ya que lo que haga y cómo lo haga impactará en la audiencia. Un color puede generar que actuemos más rápido, otro que no sintamos más relajados y otros que sintamos una mayor conexión con la naturaleza. Solo hay que pensar qué se quiere transmitir y qué paleta de colores ayudará a hacerlo.

El color tiene un impacto en las conversiones y en los clics

Los efectos de los colores también están ligados a cuestiones concretas y exactas, a realidades específicas. Los colores tienen, por ejemplo, un efecto en la respuesta que consiguen las marcas con sus campañas y llamadas a la acción en internet. Necesitan ser capaces de encontrar el color adecuado para conectar con las audiencias y para lograr que estas respondan a sus mensajes. Un color poco correcto puede hacer que, por ejemplo, tengan menos o más clics. Por ejemplo, un estudio de Hubspot demostró que poner un botón rojo funciona mejor que poner uno verde. El rojo logra un 21% más de clics.

Fuente: http://www.puromarketing.com/17/29728/elementos-basicos-color-aportara-estrategia-marca.html

Los comentarios están cerrados.